Jason Rodriguez


Cuando tenía 20 años me mudé a Perú por 5 meses para aprender sobre la industria textil. El hotel Loki de Miraflores se convirtió en mi casa. Ahí inicié una nueva rutina: madrugar a las 7am y coger el bus a la fabrica donde pasaría varias horas del día aprendiendo sobre las diferentes técnicas. Al final del día regresaba al hotel para empalmar con mi trabajo en el bar. Literalmente no tenía nada de presupuesto sin embargo nunca me faltó nada. Tenía un deal con el hostal que podía quedarme gratis si trabajaba ahí todos los días. La juerga en Lima arranca usualmente a la 1 y las noches eran interminables. Lo mejor de todo fue la gente que conocí. A los peruanos sí que les gusta la juerga dura- A pesar de que me tomaba casi 3 alarmas seguidas al momento de despertarme, nunca he perdido el bus del día siguiente. Cuando miro para atrás no cambiaría ni un día. Me la pasé cansado, me pelotearon por todos lados pero igual lo hice para aprender lo más que podía y ser mejor en este arte.
 

Hoy me siento demasiado bendecido que gracias a mis abuelos pude ser parte de esta industria y hacer junto a mi hermano lo que más me gusta. Cinco años después me encuentro en la misma esquina donde todo empezó. Pise tierra a las 3am y no me pude quedar dormido pensando ansioso en los productos que voy a crear mañana en la fábrica. Ultimamente no he parado de viajar, extraño a mi hermano y mi familia en Florida pero se que compartimos el mismo sueño y que no lo cambiaríamos por nada. Ya sabes, si quieres que algo suceda tienes que salir y hacerlo. En el mundo sobran las personas llenas de odio, pero lo que más importa es que sigas invirtiendo en TI. Hazlo no porque te gusta, sino porque te encanta. Persíguelo, atrápalo, y vívelo con todo porque ese sentimiento nadie nunca te lo va a poder quitar". #livefromwithin


Dejar un comentario


Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados