Gallo

Nacidos en los años 1921, 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005 y 2017
 Serán tiempos alocados. Para el gallo, el 2019 será un año para que los cambios hechos a medias puedan adquirir carácter permanente. Por ejemplo, si se separó, este año se divorciaría definitivamente; si terminó una carrera, este año recibiría su título.

A pesar de la autonomía del gallo para tomar decisiones, en sociedades, en la pareja, y en el gallinero, durante este año deberá estar receptivo a lo que ocurra en su entorno. Su capacidad de organización estará alterada, jaqueada, bloqueada, y tendrá que aceptar sus límites físicos y emocionales para salir adelante.

Reubicación, encontrar su lugar en la constelación familiar, social, nacional y cósmica será el desafío durante el reinado porcino.

Tendrá sobresaltos familiares que deberá resolver con sabiduría. Comenzará una etapa más contemplativa, de enseñanza, y con adeptos a sus teorías originales y prácticas para el mundo que está en transformación.

El año será denso, pesado, sin respiro para interesarse en temas frívolos y viajes improvisados. Atender lo cercano, cerrar ciclos y digerirlos antes de abrir otros es un ejercicio cotidiano. Enfrentará su propio espejo con valores nobles e innobles.

Es grande el tiempo de lo receptivo; sus prioridades serán humanas y solidarias. La rutina se convertirá en su aliada, podrá recuperar el cronos y el kairós, intercambiar sus productos en el club del trueque o con valores que serán negociables.

Año de autoexamen y evolución holística.

Arte creado por @ximenamil

Abajo té dejamos unos productos para ti